Home

IBM, en una campaña publicitaria masiva con destino a quienes gobiernan las ciudades hoy en día, conscientes del gran negocio que supone el hecho de que más de la mitad de la población mundial se concentre en las ciudades, centra la atención en el manejo de la ciudad como un sistema interconectado, gracias a las nuevas tecnologías (que ellos implementan, por eso son ellos los que lo publicitan). 

Y la realidad es que están en lo cierto. He extraído un fragmento de una conferencia pronunciada por el IBM Chairman Samuel J. Palmisano en el GridWise Global Forum 2010:

Gracias a un planeta instrumentado e interconectado, estamos capturando datos en volúmenes sin precedentes. Y estamos recibiendo estos enormes flujos en tiempo real. Ellos vienen en múltiples formas, desde texto de grandes medios de comunicación a cámaras de teléfonos móviles. Y los estamos capturando de casi cualquier tipo de sistema o evento imaginable: de cadenas de suministro, patrones climáticos o de miles de millones de personas que utilizan los medios de comunicación social.

Pero el punto más importante no es la cantidad de datos que hay. Es lo que los datos podrían decirnos. Para capturar eso, hay que bucear más profundo y pasar de los “grandes datos” a los datos inteligentes. Es por eso que el análisis es la clave, como por ejemplo los algoritmos matemáticos sofisticados que pueden detectar patrones o correlaciones y ver el contexto de los datos. El contexto es importante, porque un punto de datos por sí mismo es bastante inútil. Y es necesario ver los resultados no después de los hechos, sino en tiempo real, a través del modelado y la simulación. Cuando esto se consigue, cambia fundamentalmente el juego. Una vez que deduzcamos, podremos conocer. Una vez interpolemos y extrapolemos podremos determinar. Esa es la promesa de un planeta más inteligente.

(Enlace al speech completo)

Es algo que tengo claro desde hace tiempo. Conozco a personas que trabajan en ámbitos tan distintos como el transporte público, el suministro de agua potable, o la seguridad, que se están encontrando, de repente, con nuevas tecnologías en sus redes que les proporcionan cantidades ingentes de datos, minuto a minuto, todos los días del año. Esto permite optimizar frecuencias de paso de autobuses, reparar fugas en la red de agua que se detectan en el momento de producirse, por ejemplo.
Todo ello es posible, fundamentalmente, gracias a la “internet de las cosas”. Si hasta hace relativamente poco, internet era un medio de comunicación a través del cual las personas se comunicaban, el siguiente paso ha sido el conseguir que las máquinas se comuniquen entre ellas a través de internet.
Aquí dejo un vídeo que explica muy bien cuál es ésta nueva realidad, una realidad que ya está aquí. Quizás el reto más difícil va a ser el análisis y la obtención de un rendimiento a todos esos datos con los que nos estamos encontrando hoy en día.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s